lunes, 2 de marzo de 2009

Terra Chat Tenerife

Sentía mis labios aun doloridos por los besos constantes y el sabor de su boca en la mía, en mis carnes notaba aun el contacto de sus manos, macerando mi cuerpo, y era posible que salieran algún que otro moradillo. . , jajaja. A partir de ese primer encuentro nocturno nuestras llamadas se hicieron bastante usuales, cuando ella podía que solía ser bien entrada la madrugada, yo también la recordaba durante el día y mi miembro se terra chateo endurecía pensando en su voz, imaginando su físico y en poseerla aunque fuera por unas horas. Pero. . se había olvidado de echar el pestillo y de repente la puerta se abrió, se trataba de un hombre de los que habían estado en la reunión y cuando la vió en esa posición abrió los ojos como platos. Raúl sin cortarse, pero haciendo como que solo se enteran Chatear Sexo mi mujer y él aprovecha su lado de masaje para rozar con su polla la mano colgante de mi mujer y ella se la acaricia con el dorso, sin saber que Dani es cómplice de todo. El hecho fue que después de un buen rato, cuando saqué la verga, aún enhiesta, un buen chorro de semen manchó las sábanas. Aproveché para bajar al living a ver otro rato de TV, ya que no tenía sueno y sabía que daban alguna buena película esa noche. Primero la acosté boca abajo, me senté sobre sus nalgas y le di un masaje en el cuello, los hombros y la espalda, luego bajé hacia sus pies y le acaricié las nalgas, que son duras como piedras y suaves como sólo pueden serlo unas nalgas de mujer. Después de esto se despojó de su bata y me ensenó todo su cuerpo, era una mujer de unos 30 anos, muy bien llevados. Era una cita especial, me iba a ver con un hombre que había conocido por Internet hacía ya tres meses, era casado, Chat Erotico Free dos hijos y trabajaba en una conocida empresa de mi país. Somos simpáticos, agradables y las personas con más encanto de este mundo; cuando nos ponemos a hablar entre los dos conquistamos a cualquiera, o al menos, conseguimos sus alabadas sonrisas. Yo me Chat De Cibersexo ruboricé completamente y le quise explicar el por qué de esta "escena". . -Lina, no es lo que piensas. . Yo. . ejhm. . -Solo venia por ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada